LA IMPORTANCIA DEL DEPORTE PARA EL DESARROLLO DE LOS NIÑOS

 

Desde pequeños se nos trata de inculcar la cultura del deporte, ya sea en el ámbito escolar con asignaturas como Educación Física, en la propia familia, los medios de comunicación, incluso las primeras amistades nos pueden influir en este aspecto.

Pero ¿es tan importante el deporte para los niños? La respuesta es que sí, y no sólo por razones físicas, que también, sino por un gran abanico de beneficios que ofrece a los más pequeños.

En primer lugar, estaría el factor físico, la práctica frecuente de deporte nos mantiene en un buen estado de forma, nos aporta vitalidad, favorece el crecimiento de huesos y músculos, e incluso puede corregir determinados defectos físicos.

Todo esto se suma a la mejora del corazón, el sistema respiratorio, el sistema sanguíneo, la prevención del sobrepeso y la obesidad, y la mejora en la calidad del sueño y el descanso.

Por otro lado, nos encontramos con el factor psicológico, y es que el deporte ayuda a los niños a socializar, teniendo que colaborar con otras personas, enseñándoles a seguir reglas, y aprendiendo que los objetivos se consiguen como recompensa al esfuerzo.

Además, en muchos casos, el deporte puede ayudar a frenar impulsos, e incluso aumentar la autoestima haciéndolos sentirse más seguros consigo mismos.

Por todo esto os animamos desde Centro Pediátrico San Francisco a que los más pequeños hagan deporte.